Dentro de los derechos fundamentales protegidos por la legislación laboral está el denominado como Garantía de Indemnidad, la cual es un pilar fundamental para que los trabajadores puedan encontrar rápidamente justicia, pretende que su empleador no tome represalias en su contra por ejercer el derecho a solicitar fiscalizaciones en contra de su empresa.

Usted pudo ser víctima de esta violación sin saberlo. Su ex empleador vulneró su garantía de indemnidad si fue él quien estaba cometiendo un incumplimiento y, debido a ello, usted se dirigió a la Inspección del Trabajo -o a Contraloría si trabaja en un servicio público- para solicitar que fueran a su trabajo a fiscalizar a la empresa, ya sea por las condiciones de trabajo, por el clima laboral, por temas de seguridad, incumplimientos remuneracionales o cualquier otra razón. Una vez realizada la denuncia resulta que su jefe se enteró de ello y lo despidió, ya sea verbalmente, por necesidades de la empresa u otra causal. Es decir, fue despedido como represalia por acusar a sus jefes, colegas o empresa ante un ente fiscalizador.

Si este es su caso lo que debe hacer es contactarnos para analizar y establecer si los hechos que le ocurrieron constituyen o no esta vulneración y, así, actuar cuanto antes para restablecer el imperio el derecho y que le paguen las indemnizaciones que correspondan

Ejemplos:

CONTACTO

Para facilitar y obtener una respuesta a tus inquietudes, envíenos un mensaje al siguiente número +56 32 361 4145, o utiliza el formulario de contacto