Primera

Excma. Corte Suprema, Rol N° 34.848-2016:
“Las cosas son lo que son en la realidad y no lo que se dice que son”

Así, lo que importa es lo que a usted le ocurrió, lo que vivía a diario en el trabajo, y no lo que aparece en los contratos u otros documentos.